Osteopatía


¿Que es la Osteopatía?

 

La Osteopatía es un sistema de Salud Natural que contempla a las personas como una unidad, en el más amplio sentido de la palabra, desde una perspectiva estructural, biomecánica y energética, teniendo en cuenta las interrelaciones. La Osteopatía presta especial atención en la estructura y los problemas mecánicos del cuerpo.

 

¿Se dedica exclusivamente al aparato locomotor?

 

No, la Osteopatía es mucho más que un determinado tipo de manipulaciones efectuadas sobre el aparato locomotor. 

Es una ciencia, una filosofía y un arte que se dedica al estudio y al trabajo de la fisiología, a la que saca su mayor rendimiento, interviniendo sobre todas las estructuras y sistemas.

 Por eso, la Osteopatía consta de tres ramas:

-Osteopatía estructural o articulas, que se usa sobre el sistema musculoesquelético. 

-Osteopatía visceral, que se emplea sobre órganos, vísceras y estructuras viscerales.

-Osteopatía craneal, que manipula los huesos del cráneo y del resto del esqueleto a través del movimiento respiratorio primario ( movimiento inherente, propio ).

¿Qué hace, a qué se dedica la Osteopatía?

 

La Osteopatía estudia el movimiento y el equilibrio de las distintas estructuras corporales, del sistema musculoesquelético (incluyendo el cráneo) y visceral, porque cuando pierden la normalidad de estos movimientos y su equilibrio aparece la lesión osteopática y puede surgir la enfermedad.

Lo que hace la Osteopatía es restaurar el equilibrio y los movimientos, cuando estos están alterados.



¿Es eficaz la Osteopatía?

 

Es una profesión cada día más conocida y demandada por la sociedad. Muchas personas acuden a un osteópata para que les ayude por trastornos muscuo-esqueléticos, viscerales, nerviosos, endocrinos o psicosomáticos. También lo hacen personas que no tienen un problema en concreto, por prevención o porque quieren estar bien. 

 

¿Que trastornos pueden ser atendidos con Osteopatía?

 

Los problemas que pueden ser atenidos por la osteopatía son múltiples y de diversa índole su utilización es muy ventajosa y superior a otras técnicas en problemas mecánicos de diversa índole. Se exponen, a modo de empleo, una serie de trastornos comunes atendidos con Osteopatía.

A nivel musculoesquelético: en general se pueden atender todos los problemas osteoarticulares, músculo-tendinosos y fasciales, siempre que no haya rotura de los tejidos. Pueden citarse dolores de espalda (cervicalgias, dorsalgias, lumbalgias, sacralgias, coccigodinias), transtornos discales, neuropatias periartritis escapulo-humeral, coxalgias, dolores inguinales, pubalgias, Osteopatía de pubis, gonalgias, esquinces de todo tipo, dolores en el pie, trastornos de la articulación temporo-mandibular, artrosis, osteoporosis, etc.

 

A nivel craneal: dolores de cabeza, mareos, asma, sinusitis, rinitis, dermatitis, trastornos del lenguaje y retraso escolar en niños, neuralgias, parálisis, trastornos oculares, oclusales, auditivos, autismo, depresión, ansiedad, insomnio, malformaciones craneales postnatales, etc.

 

A nivel visceral: secuelas de enfermedades broncopleuropulmonares, postoperatorios, algunos trastornos de garganta, precordialgias, disminucion del metabolismo heático, colelitiasis, reflujo gastroduodenal, hernia de hiato, gastroptosis, gastritis, gastralgias, visceroespasmos, adherencias, intestino irritable, desarreglos del tránsito intestinal, ifecciones renales, hipertensión arterial, litiasis renal, incontinencia urinaria de esfuerzo, cistitis, cistalgias, vejigas residuales, pliegues vesicales, enúres, malposiciones uterinas, dismenorreas y todos los desarreglos menstruales, dispareunias, anorgasmias, infertilidad, ptosis de órganos y vísceras, trastornos circulatorios, etc.

 

 


¿Cómo se lleva a cabo una sesión de Osteopatía?

 

En Osteopatía no existen recetas igual que no existen enfermedades sino enfermos, ya que un mismo trastorno, como por ejemplo una lumbalgia, puede estar causado por lesiones diferentes y tener relaciones y causas diferentes, en distintas personas. Por eso, la osteopatía no se puede ejercer con un "vademécum" y no nos dedicamos a hacer trabajos "pret-a-porter", sino a medida. Es la persona y su cuerpo quien nos dice, previa evaluacion osteopática, como podemos trabajarle.

Lo primero que hay que hacer en Osteopatía es un estudio, sin estudio no hay trabajo. Se hace una evaluación osteopática y de exclusión, buscando identificar de forma específica las disfunciones de las estructuras del cuerpo. Con esta información se hace un análisis según los conceptos osteopáticos y se decide aplicar el trabajo, adaptado e individualizado, y/o derivar. Al final de la sesión se vuelven hacer comprobaciones para estimar la efectividad de dicho trabajo, y se resuelve como hacer el seguimiento del usuario y dar los consejos apropiados. Se desarrolla una labor pedagógica donde se orientan y reeducan las conductas y hábitos más favorables para el mantenimiento de estado de salud.